FEIDI en Café Vinilo

Put your records on”: la producción del disco independiente en la era de las herramientas digitales.

Discos de acá, de allá, en las mesas, en las paredes, donde los busques, como los busques (o como no). Entre el aroma a madera humedecida por tardes lluviosas, y la luz tenue que caracteriza a Café Vinilo, la Feria Internacional del Disco Independiente (FEIDI) se adueñó de la atmósfera del fin de semana del 30 de abril para seducir con sus propuestas a “músicos, diseñadores, productores, técnicos y todo aquel que se sienta cercano al mundo discográfico” (como enuncian los folletines de prensa).

A pesar de los más de 130 discos en exposición- a los que se pudo acceder desde el 29 de abril al 1 de mayo- no todo en esta primera edición del FEIDI vino en formato CDA: conciertos, charlas y mesas de conferencia con especialistas de diferentes áreas de la producción discográfica dotaron a la Feria del atractivo necesario para congregar a un público altamente heterogéneo.

Los invitados

Fue en el marco de esas conferencias que el sábado 30, ante un auditorio repleto, Fernando Isella, Germán Andrés, Fernando Casale y Mariana Bianchini compartieron su experiencia como gestores culturales y como participantes activos del proceso de producción independiente de discos.

La charla (auspiciada por TRAMA – Trabajadores Artistas por la Música en Acción-) fue titulada Técnicas y herramientas de difusión y comercialización para la música independiente y regulada por Carlos Sidoni, agente de prensa. Antes de dar pie a los invitados, Sidoni reflexionó acerca de problemática de la llegada al público de la música en una época signada por la desaparición de festivales gratuitos y la falta de apoyo y promoción por parte de las políticas estatales (lo que incluye el no-desarrollo educativo y comercial de la música independiente). Más allá de las características de la coyuntura, existe una prolífica industria de la música independiente que da cuenta de que el proyecto de la autogestión avanza contra todo tipo de pronóstico y bajo sus propias reglas. Y lo hace basándose en dispositivos de difusión que permitan su sustento.

Sobre este aspecto versó el aporte de Fer Isella: desde su perspectiva de músico, compositor y estratega del desarrollo y distribución de música, habló de las nuevas herramientas que permiten una campaña digital efectiva a la hora de producir un disco independiente o gestionar un evento. Desde administradores de listas de e-mails como Mailchimp, “capturadores” de fans como Bandcamp, hasta empresas como Soundcloud, ninguno de estos medios escapó a una mirada crítica en pros y contras de su funcionalidad al momento de aplicarlas a la producción independiente. Sin dejar de lado el análisis de herramientas de uso más frecuente como iTunes, Blogspot o Tumblr, y destacando en todo momento la importancia del contacto personalizado con los fans, Isella concluyó refiriéndose a la página web personal en términos de la “nave madre”: aquel sitio que concentra los puntos clave de difusión de la propia música.

Por un terreno aledaño rondó la exposición de uno de los coordinadores del Club del Disco y fundador de Arroba Music: Germán Andrés, quien abordó la explicación de ambos proyectos como puentes de intercambio entre artistas, empresas y el mismo público. El Club del Disco, con sus seis años de trayectoria y 3000 suscriptos, trabaja con pequeños sellos de artistas autogestionados y ofrece (a modo de base de datos) un catálogo “ecléctico” que se consolidó como referente en el mercado discográfico, fruto de un riguroso criterio de selección de material. Por otro lado, Arroba Music, nació a partir de la necesidad de difundir música por canales alternativos, preservando la noción de totalidad de “obra” de un disco (en detrimento de la compulsión generalizada a bajar por tracks), y la de proporcionar a los artistas la posibilidad de presentar sus obras en un formato que excede el plano digital. Arroba Music distribuye entre los músicos postales con códigos de descarga del disco, de modo que sólo poseyendo tales postales (que pueden ser comercializadas por los artistas) se puede acceder a la obra.

En otro plano, y refiriendo al aspecto más normativo del asunto, el director de Zona Indie y periodista especializado en tecnología, Fernando Casale, realizó una breve reseña de la historia de las licencias de software, los conflictos generados por la idea de licencias libres, y el surgimiento de los diferentes grados de licencias creative commons como modo de regulación de la libertad en el uso del software.

Faltando pocos minutos para la finalización de la jornada, con el testimonio de banda independiente, y con la soltura y espontaneidad que la caracterizan, ingresó en escena Mariana Bianchini (cantante de Panza, diseñadora textil y única dama de la mesa de conferencias) que habló de la vertiginosa experiencia de producir un disco triple financiado íntegramente por los fans. Se trata de una iniciativa sumamente arriesgada de la que, gracias a la confianza de los seguidores de su música y al esfuerzo constante y cotidiano de difusión, Panza logró salir entre laureles, con un disco conceptual, y con la certeza de que sus seguidores son un público “fidelizado”.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: